¿Cómo es trabajar rodeado de programadores con talento?

Ha pasado un año desde que empecé a trabajar en Ludei. En este periodo he aprendido muchísimo como programador, he aprendido que quiero seguir siéndolo, y también he aprendido que todavía me queda muchísimo para llegar a tener el talento que tiene cualquier de mis compañeros de trabajo.

Cuando entré a trabajar en Ludei, pensaba que era programador, había pasado unos cuantos años realizando una serie de proyectos que me habían permitido aprender mucho sobre bases de datos, integración con web services, frameworks de desarrollo móvil, etc... un año después de entrar a en Ludei puedo decir que no he llegado todavía a parecerme ni siquiera al dedo meñique de mis compañeros de oficina en cuanto a conocimientos se refiere.

Cosas como que tu compañero se marche el viernes y vuelva el Lunes con un juego de naves programador en WebGL desde 0 son habituales en este lugar. También hay quien en el tren de camino a su casa le da tiempo a encontrar un bug en el core del proyecto, solucionarlo y enviar un correo a todos con la explicación del problema y el commit que lo solventa.

“I love teamwork. I love the idea of everyone rallying together to help me win.”

Trabajar en Ludei me hace sentir que no tengo ni idea de nada. En la empresa que trabajaba anteriormente siempre sabía lo que tenía que hacer, nunca había nada nuevo que desarrollar, cada día era igual. Ahora trabajo en un producto que está creado con más de 7 lenguajes de programación y continuamente me encuentro con algo que no sé hacer, así que me toca ponerme a estudiar de nuevo, y me encanta.

Otra cosa que ocurre de vez en cuando son las charlas internas, una vez al mes alguien del equipo habla sobre un tema técnico para que los demás aprendamos sobre eso que él controla, esto nos permite estar siempre aprendiendo un poco más, y aunque a veces no vayas a aplicar lo que aprendes en tu día a día, al menos conoces conceptos nuevos o formas distintas de hacer las cosas.

El día que sienta que en Ludei ya no me queda nada por aprender, cambiaré de trabajo... hasta entonces seguiré aquí aprendiendo.